Almanaque de Adviento SafeStart

2020, un año como ningún otro con todos sus tiempos difíciles debido a la pandemia, está llegando a su fin. Algunos aprovechan el tiempo que queda para pensar en cómo terminar bien el año, y otros ya están pensando en buenas resoluciones para el 2021. El valor que le damos a nuestra salud y seguridad es probablemente lo que vamos a recordar de este año.

Con nuestro almanaque de Adviento SafeStart, queremos apoyarle diariamente durante las próximas semanas, brindándole 24 pensamientos y sugerencias para pequeños cambios en nuestros hábitos y comportamientos, que pueden mejorar nuestra seguridad personal, algunos de los cuales están particularmente relacionados con el período de antes de Navidad.

– Cortes o laceraciones al preparar una comida o trinchar un pavo.

– Quemaduras: por ejemplo, las personas a veces olvidan que una sartén está caliente o que puede salpicarlas con aceite caliente.

– Resbalones y caídas: los objetos y los trozos de comida que se caen, o las salpicaduras de grasa o agua mezclados con cocinas abarrotadas y una cantidad mayor de lo habitual de objetos que ocupan espacio, son una combinación perfecta para un resbalón y una caída.

– Recuerde pensar en su estado mental con regularidad y reducir la velocidad o calmarse antes de manipular objetos afilados o calientes.

 

– Utilice luces con certificación oficial de seguridad.

– Considere el uso de luces navideñas LED, ya que consumen menos energía y generan menos calor.

– Inspeccione las luces para asegurarse de que no estén raídas ni rotas. El hecho de que sus luces le hayan servido durante años no significa que no necesiten una revisión completa. La autocomplacencia y la electricidad no son una buena combinación.

– Nunca use luces eléctricas en un árbol metálico.

– No sobrecargue los enchufes.

– Desenchufe las decoraciones por la noche y cuando esté fuera de casa. Dejarlas puestas es un hábito peligroso. Alternativamente, considere conectarlas a temporizadores.

– Nunca toque ningún cableado eléctrico cuando tenga las manos mojadas

– Asegúrese siempre de pisar una superficie estable.

– No se suba a los muebles. Use un taburete o una escalera.

– No coloque escaleras sobre superficies resbaladizas o alfombras.

– Limpie el área alrededor de la escalera para evitar lesiones adicionales, si se cae.\

– Es mejor trabajar por parejas. Tenga siempre a alguien que le ayude, especialmente si tiene que decorar lugares muy altos.

– Si tiene prisa o se siente frustrado con las decoraciones, es más probable que se lastime. Considere su estado mental y pida ayuda si el trabajo se siente un poco abrumador.

– Mantenga sus velas encendidas en un candelabro resistente, para evitar que se vuelquen.

– Asegúrese de que la llama esté completamente apagada cuando salga de la habitación.

– Nunca coloque velas reales en su árbol de Navidad, aunque pueda parecer pintoresco, es un peligro de incendio.

– Mantenga los árboles reales regados para evitar que se sequen; las agujas marrones y muertas son mucho más inflamables.

– No intente deshacerse de su árbol colocándolo en la chimenea.

– No coloque su árbol cerca de una fuente de calor.

– Nunca deje sus ollas y sartenes sin vigilancia.

– No ponga papel de regalo en la chimenea.

– Siempre debe tener un extintor a mano en caso de que se produzca un pequeño incendio.

– No sea autocomplaciente alrededor del fuego. Incluso una pequeña llama puede extenderse en segundos.

– Lávese las manos con frecuencia y minuciosamente al manipular alimentos.
– Prepare platos que no requieran cocción, antes de manipular carne cruda para reducir la contaminación cruzada.
– No enjuague las carnes y aves crudas antes de cocinarlas.
– Mantenga las carnes, aves, mariscos y huevos separados de otros alimentos en el refrigerador.
– Use tablas de cortar separadas para la carne cruda y los alimentos cocidos o listos para comer.
– Utilice un termómetro para alimentos, para asegurarse de que la carne esté completamente cocida.
– Lleve las salsas, sopas y jugos a ebullición cuando las recaliente.
– Refrigere los alimentos dentro de las dos horas posteriores a la cocción.
– Recuerde que la mayoría de las sobras, se mantienen en buen estado durante cuatro días en el refrigerador.
– No almacene productos de limpieza o químicos cerca de alimentos.

Almanaque de Adviento

Almanaque de Adviento