#10 – Decisiones críticas – Parte 2: Riesgo deliberado y error

¿Cuándo tendemos a aumentar deliberadamente nuestro riesgo? ¿Qué riesgos preferimos sobre los demás? A menudo actuamos bajo la ilusión de tener todo bajo control, pero es muy frecuente que un error aumente significativamente nuestro riesgo de accidentes y lesiones.

En la entrega anterior de esta serie, Rompiendo Paradigmas, analizamos las condiciones bajo las cuales somos propensos a hacer una “excepción a la regla” y deliberadamente ignoramos las normas de seguridad, con consecuencias a veces graves, pero este no es el único caso en el que nuestras decisiones aumentan deliberadamente el riesgo de una situación. El hecho es que los seres humanos estamos sujetos a lo que uno podría llamar una ilusión del control: consideramos actividades como menos peligrosas a aquellas, en que nuestra seguridad depende de que no cometamos un error, que a aquellas en las que no tenemos ese control, por ejemplo, a pesar de las estadísticas, casi nadie tiene miedo de conducir, mientras que muchas personas tienen miedo de volar. Además de esto, hay otra forma de aumentar nuestro riesgo de lesiones, que es cuando las decisiones incorrectas ya no son la excepción convirtiéndose en la regla misma, y en cuyo caso, nos acostumbramos a patrones de comportamiento riesgosos, agregue algo imprevisto a la mezcla, y los accidentes a menudo se vuelven inevitables. En la décima entrega de nuestra serie, observamos cómo las personas a menudo pueden aumentar deliberadamente el riesgo y qué mecanismos y decisiones están por detrás de esa tendencia.

Todos tomamos malas decisiones críticas cuando estamos con prisa, frustrados, cansados o autocomplacientes, o cuando una combinación que involucra a estos cuatro estados está en juego. A menudo, tales decisiones se consideran excepciones: “Solo por esta vez no usaré el protector facial porque es casi la hora de cierre y esto será rápido”, sin embargo, estas excepciones significan renunciar a algo que, aunque no es estrictamente necesario, mitigaría las consecuencias de un accidente o evento imprevisto. No importa cuanta prisa tenga, no puede poner en marcha un coche sin la llave, pero puede comenzar a conducir sin abrocharse el cinturón de seguridad. Probablemente no subiría a una canoa o un bote pequeño sin remos, pero podría pasar por alto fácilmente la ausencia de chalecos salvavidas o incluso decidir intencionalmente no ponérselos.

Siga leyendo

¡COMPARTA ESTE ARTÍCULO!

2 thoughts on “#10 – Decisiones críticas – Parte 2: Riesgo deliberado y error

  1. Ciertamente cuando hay exceso de confianza pensamos que el error no aparecerá. Y omitimos aspectos importantes en la tarea.Esto es común en trabajadores con mucha experiencia.

Start a conversation

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descargue gratis el artículo #10 Rompiendo Paradigmas – Decisiones críticas – Parte 2: Riesgo deliberado y error – ¡En PDF!


SIGUIENTE ASUNTO: