#11 – Mejora la calidad, la eficiencia de la producción y las relaciones con los clientes

Ya sea detrás de una máquina, de un volante o de la mesa, los errores también ocurren en las actividades de rutina, en promedio de 15 a 30 por día, afectando la calidad y la eficiencia de la producción. Con el enfoque correcto, el potencial de mejora es del 40 por ciento.

Cuando estamos aprendiendo algo nuevo, tendemos a cometer errores, pero incluso cuando sabemos lo que estamos haciendo, los errores continúan ocurriendo. De hecho, esta última situación es mucho más frecuente, ya que estamos realizando tareas rutinarias aproximadamente el 90 por ciento del tiempo. Cuando cometemos un error, generalmente está involucrado al menos uno de los cuatro estados (prisa, cansancio, frustración y autocomplacencia), pero si aplicamos las cuatro Técnicas de Reducción de Errores Críticos (TREC) y por lo tanto, aumentamos nuestra conciencia de estas condiciones, no solo podríamos evitar accidentes sino también reducir, hasta en un 40 por ciento, los errores que afectan la calidad, la eficiencia operativa y la gestión del cliente en la empresa.

En el artículo anterior de esta serie, tratamos las causas y consecuencias de decisiones potencialmente fatales. En primer lugar está la ilusión del control: tendemos a subestimar los riesgos sobre los que, supuestamente, podemos influir al tiempo que sobreestimamos los riesgos sobre los que no tenemos control. Por ejemplo, la mayoría de las personas se sienten más seguras al volante de su automóvil que en un avión, porque sienten que pueden controlar el riesgo de accidentes y lesiones por sí mismas. Esta ilusión se intensifica cuando tenemos mucha experiencia en una actividad particular. ¿Por qué? porque cuanto más a menudo hacemos algo, más fácil se vuelve para nosotros y por lo tanto, menor es en nuestra estimación el riesgo de cometer un error. De hecho, la autocomplacencia y la negligencia se arrastran a medida que pasa el tiempo, especialmente cuando se trata de actividades de rutina. Esto a su vez, significa que nuestro riesgo de error y por lo tanto también el riesgo de accidentes y lesiones, no disminuye con el tiempo, sino que aumenta.

Siga leyendo

¡COMPARTA ESTE ARTÍCULO!

Start a conversation

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descargue gratis el artículo #11 Rompiendo Paradigmas – Mejora la calidad, la eficiencia de la producción y las relaciones con los clientes – ¡En PDF!


SIGUIENTE ASUNTO: